Blog

hacks

Viendo las entradas etiquetadas con hacks

Atajos

Observa a tu alrededor. Estamos rodeados de supuestos atajos o hacks para alcanzar resultados por la vía rápida sin apenas esfuerzo. Suplementos que te ayudan a perder peso en poco tiempo. Formas de ganar dinero rápido. Todo el mundo quiere atajos. Siempre ha sido así. Esto me recuerda a la ley del mínimo esfuerzo que siempre nos recriminaba en mi infancia la directora de mi colegio, Doña Mari.

Pero la realidad raramente suele ser así y conseguir resultados requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación. Es un proceso duro, pero da mejor resultado que los supuestos atajos que nos rodean.

Morgan Housel, en su entrada Useful Hacks, nos habla como en una sesión de social media el experto consultor habla sobre hashtags, la mejor hora del día para realizar las publicaciones en las distintas redes sociales, de cómo aumentar las publicaciones aumenta el engagement y otros hacks. Pero pasa por alto lo más efectivo de las redes sociales: escribir buen contenido que la gente quiera leer. Esto es porque escribir contenido bueno no es un atajo ni un hack. Sino que requiere tiempo y creatividad. Pero funciona.

Como también funcionan estos útiles “hacks” que nos recomienda:

Para marketing: Haz un buen producto que la gente necesite.

Para las relaciones públicas: Haz algo de interés que sea relevante.

Para la escritura: Escribe cada día durante años.

Para el aprendizaje: Lee un libro. Cuando lo acabes, léete otro.

Para el networking: Escribe un mensaje a las personas que admiras y queda para tomarte unas cañas.

Para el ahorro: Rebaja tu ego y vive por debajo de tus posibilidades.

Para la trayectoria profesional: Trabaja más duro de lo que se espera de ti y sé amable con los demás.

Para las relaciones sentimentales: Merece ser amado.

Para la organización: Limpia tu desorden.

Para la dieta: Quema más calorías de las que consumes.

Para el fitness: Suda la camiseta.

Para la captación de fondos: Haz un producto por el que muchas personas pagarían con márgenes decentes.

Para escalar a un millón de usuarios: Haz un producto que necesite un millón de personas.

Para producto: Soluciona un problema legítimo.

Para hacer la universidad más asequible: Ve a una universidad pública y trabaja.

Para la productividad: Date cuenta de las consecuencias de ser improductivo.